Night Explorer

Podéis hacer click en la foto para verla más grande

Tenía esta gasolinera abandonada en el punto de mira desde hacía varios años, pero por circunstancias, y porque hasta hace relativamente poco tiempo no me ha dado por hacer nocturnas usando la técnica “light-painting”, no me decidí a inmortalizarla como es debido.

El poder pintar un lugar abandonado con luz, nos permite contar la historia que a nosotros más nos interese, y el caso de esta vieja gasolinera y su proximidad a la carretera, me dio la oportunidad de incluir a un figurante humano en la imagen, a modo de viajero nocturno, que con la ayuda de su linterna descubre el lugar y se queda fascinado contemplándolo.

La técnica es sencilla y es la misma que relaté para explicar la foto del sanatorio abandonado de Cesuras. Primero se explora el lugar para analizar el posible encuadre y valorar todas las opciones de iluminación y a continuación, se procede a realizar una toma para cada “pintada” con la linterna.

El disparar en raw nos permite jugar con la temperatura de color de cada toma, para lograr el equilibrio de tonos más interesante.

Sobre una toma maestra del lugar en la que exponemos para el cielo, vamos construyendo el resto de la foto, iluminando poco a poco todos los elementos. Y no hay más truco que este ;) Echarle imaginación es la clave.

Decir que yo ya tenia la foto creada en mi cabeza tal cual ha quedado. Es una de las ventajas de poder crear uno mismo la iluminación jeje.

Os dejo una foto del equipazo que hice para el trabajo, posando con mis amigos Andrés y Marcos, también fotógrafo, y que aprovecho para sacarle jugo a la Vía Láctea que velaba por nosotros sobre nuestras cabezas gracias a la ausencia de Luna :)

gasolinera

Podéis hacer click en la foto para verla más grande